La Serie Mundial del 2016 de la MLB será una llena de emoción e intriga, ya que sus participantes están llenos de historia. Son equipos que están confeccionados con talento joven que quieren terminar con la larga espera de ganar un campeonato que han sufrido cada una de sus ciudades. Conoce cómo llegaron hasta la final, datos curiosos y sobre todo; los boricuas que nos representan en este gran escenario.

Indios de Cleveland

Los Indios de Cleveland han clasificado a la Serie Mundial tras 68 años de espera, siendo en el 1948 su último campeonato mundial, luego de este, han tenido intentos fallidos en 1954, 1995 y 1997.  La ciudad de Cleveland no obtuvo un campeonato de ningún deporte profesional en 68 años hasta este pasado verano que los Cavaliers se alzaron como campeones de la NBA, pero nunca en la historia ha sucedido que dos equipos en esta ciudad se coronen como campeones en sus respectivos deportes. Por tal razón, es que existe esta euforia y tanto apoyo de la ciudad de Cleveland hacia los Indios, aparte de que llevan el mismo tiempo sin coronarse como campeones de las Grandes Ligas. Tan pronto los Indios de Cleveland clasificaron a la post-temporada, realmente nadie los tenía como favoritos, pues su primera serie sería contra los Red Sox de Boston, que culminaron la temporada regular como la mejor ofensiva de las Grandes Ligas. Pero los Indios superaron todas las adversidades y ganaron esta primera serie vía barrida, 3-0. Al ganar esta serie, solo les quedaba un equipo por eliminar para poder lograr su meta, y esos eran, los Blue Jays de Toronto. Los Blue Jays lucían con un mejor cuerpo de lanzadores, terminaron sextos en efectividad en las Grandes Ligas y sin hablar de su ofensiva que era una de las más temidas en la Liga Americana. Los Indios de Cleveland siguieron su paso arrollador, ganando esta serie 4-1.  Su ofensiva estuvo ahí en los momentos importantes pero la clave fue el desempeño de sus lanzadores, terminando con una efectividad de 1.43.

Debemos destacar la participación de los boricuas en esta post-temporada, estos lo son el campo corto Francisco Lindor y el receptor Roberto Pérez. Ambos han hecho una labor excelente, Pérez ha sido clave detrás del plato para su equipo y aunque su promedio de bateo en la post-temporada es de .174, ha producido en los momentos claves.  Por otro lado, Lindor ha sido una de las caras principales de los indios desde que comenzó la post-temporada, bateando para un promedio de .323 con 10 imparables, 2 jonrones, 2 dobles y4 carreras impulsadas en 8 juegos.

Cubs de Chicago

            El equipo con la espera más larga de un campeonato de todos los equipos que cualificaron a la post-temporada este año lo eran, los Cubs de Chicago. Su último campeonato fue en el 1908, desde entonces han tenido 7 apariciones en la Serie Mundial y han fracasado en cada una de ellas. Los Cubs no llegan a una final desde el 1945, hace 71 años. Hay varias teorías por las cuales se cree que los Cubs no llegan a una Serie Mundial, pero la más comentada es “la maldición de la cabra”. Esta sucede en el 1945, cuando el ciudadano y comerciante de Chicago llamado Billy Sianis llegó al cuarto juego de la Serie Mundial con dos boletos, uno para él y uno para su famosa cabra llamada Murphy, como él acostumbraba hacer para darle promoción a su negocio, que llevaba el nombre de la misma. Al pasar varias entradas del partido, las personas que estaban sentadas cerca de él y su cabra comenzaron a quejarse del mal olor del animal, hasta que mandaron a Billy a salir del parque junto a su cabra. Mientras lo estaban sacando del parque, Billy les comienza a decir a las personas, que la suerte de que los Cubs ganaran era su cabra y que si lo sacaban del parque, los Cubs no ganarían ese juego y no volverían a ganar una Serie Mundial. Luego de este suceso, los Cubs han estado cuatro veces apunto de ganar un pase a la Serie Mundial y en todas ha sucedido algo que los han eliminado. Por tal razón, es que “la maldición de la cabra” se ha hecho más fuerte y cada vez se cree más en ella al pasar los años.

            Los Cubs terminaron la temporada regular con el mejor record en las grandes ligas, al terminar con 103-58. Sus lanzadores tuvieron la mejor efectividad de la liga con 3.15 y su ofensiva fue una de las que más carreras produjo en toda la fase regular, sin embargo, su trayectoria a la serie mundial no fue tan cómoda como la de los Indios. Su primera serie fue contra los Gigantes de San Francisco, un equipo que clasificó a la post-temporada con una victoria en un juego decisivo sobre los Mets de Nueva York. Los Gigantes son uno de los equipos con más consistencia en la liga y en los últimos seis años han ganado tres campeonatos de las grandes ligas (2010, 2012, 2014). Pero el resume de los Gigantes no hizo que los Cubs titubearan, y estos dominaron la serie 3-1. Su siguiente rival lo fueron los campeones de la sección oeste de la liga nacional, los Dodgers de Los Angeles. Luego de caer abajo en la serie 2-1, los Cubs vencieron tres veces corridas a los Dodgers, tras un excelente trabajo de su cuerpo monticular en combinación con su gran ofensiva, que explotó en estos últimos tres partidos de la serie para así llevarse el histórico pase a la Serie Mundial.

            Otra figura boricua de gran importancia, lo fue el jugador de cuadro y boricua Javier Baez. Baez ha tenido una post-temporada de ensueño bateando para un promedio de .342 con 13 imparables, un jonrón, 4 dobles y 7 carreras impulsadas en 10 juegos, no solo ha sobresalido por su ofensiva, sino que ha brillado también con el guante con un sinnúmero de jugadas en momentos claves. Todo esto lo llevó a coronarse como co-MVP de la liga nacional junto a su compañero de equipo, el lanzador Jon Lester.

            184 años de espera entre estos dos equipos, una meta en común. ¿Qué sucederá? Los Cubs cargarán su primer trofeo desde 1908 o los Indios harán que la “maldición” continúe…

 

Predicción: Cubs de Chicago 4-2  

Jose "Pito" Diaz es el analista deportivo de MAS+ Deportes en el béisbol.