Si vemos la situación actual de los Spurs de San Antonio, el imperio que creo el señor Gregg Popovich se está cayendo y no encuentra forma de evitarlo. Hace dos semanas los Spurs estaban fuera de los playoffs, novenos en la conferencia y al borde de coger el pick número 14 de este draft. A dos años del retiro de la piedra angular que levanto a San Antonio a cinco campeonatos en tres décadas, el equipo aposto a que Kawhi Leonard heredaría el reino que Tim Duncan creo junto a Emmanuel Ginobili y Anthony Parker. Antes de que Duncan se uniera al Admiral Robinson en el público como figuras siempre presentes, para bien o para mal, Popovich logro reclutar a LaMarcus Aldridge para que fuera el segundo cañón del equipo. Para la sorpresa de muchos Tony y Manu se quedaron para tratar de seguir compitiendo sin Timmy, Pau Gasol firma para traerle experiencia a el único equipo de la NBA que juega como si estuvieran en un torneo FIBA, Rudy Gay se le añade por medio de agencia libre y parecía que Popovich volvía a hacer magia al escoger y desarrollar a Kyle Anderson, Bryn Forbes, Davis Bertans y Dejounte Murray. Danny Green y Patty Mills serian los tiradores designados a recibir pases del juego inside-out de Pop. Aunque la herencia de Kawhi era de grandeza, en estos momentos parece que le quedo grande. Tan pronto Timmy se va a jugar con los carros en su taller, los problemas empezaron.

     Ese primer año sin Duncan no fue bueno para Aldridge, además de que Kawhi se lastimo su tobillo en los playoffs. El pívot proveniente de Portland tuvo sus primeras dos temporadas vistiendo los colores plata y negro promediando menos de 18 puntos por juego y 9 rebotes desde su tercer año en la liga. El papel de ser el hombre abajo del poste que dejo Duncan le quedo grande, al punto de que salieron rumores esta temporada que Aldridge fue en verano a pedirle a Pop que lo cambiara de equipo. El dirigente logro convencer al pívot que le diera una oportunidad mas este año, cambiando la ofensiva para darle mas toques al jugador de siete pies de estatura. Tan pronto Kawhi se recupera de su tobillo se lesiona de cuádriceps, creando la situación en la cual estamos ahora. Aparentemente, Leonard a podido estar jugando desde hace tiempo según los médicos de los Spurs. El alero no confía en el personal médico, siendo el primer jugador en la historia de la franquicia en criticar el personal del equipo. Aparentemente, tanto el tío del alero como el mismo jugador no están feliz con el trato de los Spurs y buscan otro doctor. Cuando este pide una segunda opinión los médicos le dicen lo mismo que los del equipo. Mientras tanto, los Spurs están batallando contra viento y marea en lo que puede ser descrito como la temporada más difícil en la conferencia en décadas. Popovich necesita que Leonard regrese a cancha, pero este no quiere. Como menciona el ex jugador Stephen Jackson, todo en esa organización lo controla Popovich y el decirle que no es una ofensa mayor. Pop comienza por los medios a decir que no sabe cuando Kawhi regresaría. Jugadores como Tony Parker y Manu Ginobili comienzan a cuestionar públicamente porque el alero estrella no esta en la cancha. Kawhi estuvo semanas diciendo que regresaría para un encuentro contra Houston, solo para volver a salir del equipo para recuperarse. Muchos han tomado esto como que Kawhi no quiere estar ya en el equipo. Para complicar mas la situación, los siguientes jugadores son agentes libres o tienen la opción de jugador

·      Anthony Parker

·      Danny Green

·      Rudy Gay

·      Kyle Anderson

·      Joffrey Lauvergne

·      David Bertans

·      Bryn Forbes

·      Livio Jean Charles

Luego de la partida el año pasado de Dewayne Dedmon y Jonathan Simmons, los Spurs están a punto de perder todos sus jugadores de rol que le hacían la vida fácil a sus estrellas.

     Al final del dia, tenemos un Aldridge descontento con su rol en el equipo, Kawhi que aparenta no querer estar en San Antonio, mas de la mitad del equipo en agencia libre y al momento de este escrito a dos juegos de no entrar a los playoffs con siete juegos restantes de la temporada regular. Estos juegos son contra OKC, Houston, contra los Clippers, Lakers, Portland, Sacramento y New Orleans. 5 de estos equipos están ya en la postemporada, los Clippers quiren entrar y 4 de estos equipos necesitan ganar para asegurar home court advantage.

     Con esta situación, el imperio de Popovich esta a siete juegos de poder dejar de existir. Seamos sinceros, la culpa no es del arquitecto que diseño esto por décadas. Pero al igual que Roma cayo, también caen los San Antonio Spurs. Ya no son el equipo al cual la gente le teme jugar en contra. Ya Duncan no está, Manu a sus 4 decadas no puede jugar como al principio del milenio, Tony esta en sus 35 y por primera vez en su carrera está saliendo del banco. Ya la magia de draftear la próxima sensación y desarrollarla no existe en la ciudad del Alamo. Aldridge a demostrado que lo mas que puede ser es una tercera opción. Kawhi le falta corazón para ser el Alpha de un equipo. Roma a caído, es tiempo de que otra dinastía tome el cetro.

     Sin importar como se acabe esta temporada, ya los San Antonio Spurs han caído. Lo único que los puede salvar es que Kawhi firme una extensión y pueda convencer a alguna estrella de mudarse a San Antonio. De no ser asi, Popovich ha hecho lo que poca gente en la historia del ser humano han hecho. Este verano el se prepara para ser el dirigente de la selección nacional de Estados Unidos. No me sorprendería que si las cosas no acaban bien esta temporada Popovich decida retirarse y enfocarse solo en el programa nacional. Él no tiene nada que probarle al mundo, pero los Spurs tienen que probarle a el que se lo merecen como dirigente.   

 

-William J. Rodríguez Nieves