El viernes pasado fue uno muy particular para los que hemos seguido a los Clippers. Durante la tarde se dio a conocer que Doc Rivers tendrá menos poder en la organización, ya que las responsabilidades de director de operaciones se las dieron al señor Lawrence Frank. Esto luego de que Doc hiciera un cambio que envió al armador natural Chris Paul a los Rockets por la mitad del equipo, un pick de primera ronda y dinero. Despues de años de ver a los Clippers eliminarse en la primera o segunda ronda de los playoffs, Chris Paul decidió que no firmaría una extensión de contrato en Los Ángeles. Esto llevo a que Doc hiciera el cambio por algo en vez de dejar ir a Paul por nada. Lo que si se ve es que los Clippers están desmantelando un equipo que ya tuvo sus años de gloria. Blake Griffin es el único pilar que queda en la franquicia y parece ser que este terminara en Oklahoma City con Paul George y Russel MVP Westbrook. Poco a poco estamos viendo las señales que indican la salida de Doc Rivers de los Clippers, ya que este no estuvo interesado en reconstruir a los Boston Celtics, con quien gano un campeonato,y no creo que este interesado en construir un equipo en Los Ángeles. Los rumores sugieren que Paul se fue por el favoritismo que el dirigente le tenía a su hijo, Austin Rivers.  Tanto el padre como el hijo lo negaron, pero la realidad es que Paul se fue, Blake Griffin se va y los Clippers se convertirán en el equipo sotanero que fueron antes de la llegada de Chris Paul. Con menos poder en el equipo y con la inhabilidad de diseñar, ejecutar y construir a largo plazo que ha demostrado el señor Doc Rivers, ya este debe de tener las maletas empacadas porque su tiempo en los Clippers está a punto de terminar.

-William Rodriguez